logo

“Deuda técnica”: la burbuja de las TIC

 

La deuda técnica es una metáfora de Ward Cunningham que describe como hacer las cosas rápido y mal va generando, con mecanismos propios de las burbujas financieras, una deuda similar a nivel técnico. En realidad el problema no es nuevo en absoluto en el mundo del software, se puede ver como una variante de lo que ya fue denominado en los años 60 como la “crisis del software”.

La deuda técnica tiene asociado el pago de intereses que se concretan en el esfuerzo extra necesario en el futuro por una elección rápida y mala de diseño, la cosa va creciendo y se vuelve cada vez más insostenible. Al igual que en el mundo financiero, si te pasas, el exceso acabará en un gran desastre del cual, en el mejor de los casos, se “sale” con un costoso rescate que conlleva una nueva deuda como lo puede ser en las TIC la sustitución apresurada de un sistema o conjunto de sistemas ante un problema inminente e insalvable, fruto de errores pasados, por otros nuevos que tampoco se han examinado lo suficiente.

En otros casos el desastre a nivel informático puede ser más sutil, pero no menos importante: se puede manifestar en una estructura de costes que al haber perdido control va creciendo poco a poco hasta un punto que pone en duda el sentido de las aplicaciones en cuestión o dicho de otro modo: que la supuesta mejora de productividad que se logra con la utilización de estas aplicaciones corporativas se vuelve negativa.

Leer más en: http://www.microlopez.org/2011/02/11/deuda-tecnica-la-burbuja-de-las-tic/

Último Tweet